Self Cutting o injury, adolescentes y jovenes que se cortan la piel
Lunes, 20 de Septiembre de 2010 09:26
PDF Imprimir E-mail

EL Self Cutting Sindrome o Self Injury, Una peligrosa forma de pedir ayuda, es una práctica cada vez más frecuente entre  adolescentes, que consiste en rayarse los antebrazos compulsivamente con objetos punzantes, produciendo pequeñas incisiones superficiales, cercanas a las venas.

No siempre la presencia de navajas o elemenos cortopunzantes indica que van a "atacar a otro/a", las llevan para producirse autolesiones, cortadas en el cuerpo cuando van al baño o se quedan solos(as) en el aula...

 

El síndrome de Cutting o de Self Injury, es un mal que aqueja hoy fundamentalmente a los adolescentes.Fundamentalmente a las mujeres y hombres de clase media y educadas, pero imbuidas de una gran tristeza cotidiana, "les ataca" esta forma de ritual siniestro que consiste en hacerse cortes en el cuerpo, con una navaja, o una cuchilla,o un vidrio,entre otros elementos para aliviar una angustia insoportable que las oprime y no las deja vivir.Obviamente este ritual se vuelve adictivo hasta hacer peligrar la vida de los practicantes.

Cutting, cortarse por placer
Hay quien se corta para sentirse mejor, para aliviar el dolor y, con eso, sentir placer; aunque el objetivo no es suicidarse, el pasar por sus muñecas algo afilado alivia cualquier tipo de mal

¿Cortarse las venas? Muchos lo han pensando y otros lo dicen en broma, pero hay quien se corta para sentirse mejor, para aliviar el dolor y, con eso, sentir placer; aunque el objetivo no es suicidarse, el pasar por sus muñecas algo afilado alivia cualquier tipo de mal.

Bueno, pues esa práctica se llama cutting, risuka o self injury y se refiere al acto de cortarse las muñecas con objetos afilados, generando heridas superficiales sin buscar el suicido.

El cutting se refiere a generarse el daño necesario, por lo general en la muñecas, de una forma no tan profunda, pero sí lo suficiente para hacer marcas y sentir alivio o placer momentáneo. Hacerse risuka o cutting puede convertirse en un hábito, incluso se ha convertido en una práctica "de moda" entre los adolescentes, quienes desvirtúan esa delgada línea entre el placer y el dolor, pues el cerebro empieza a "asimilar" que aquello que lo lastima es el estímulo perfecto para "aliviar su dolor".

En algún momento, se relacionó como una práctica exclusiva de los emos, aunque la realidad es otra; ya sean adolescentes fresas, geeks o de cualquier tribu urbana encuentran en el hecho de herirse, un acto de escape al sufrimiento emocional; incluso en la red, se pueden encontrar páginas y foros donde jóvenes que lo practican intercambian experiencias y formas de cutting.

Comentarios que circulan por la red de algunos adolescentes de los muchos que practican el self injury

  • ... llevo 3 años cortandome, y no quiero parar aun... nadie mas sabe que lo hago, puesto que solo tengo una cicatriz visible, pero tengo mas de 100 tan solo en el pecho... bueno, solo queria compartir esto con alguien mas

 

  • hola, yo entiendo, yo tambien me corto,nadie lo sabia, solo mi mejor amig, y el me llevo con una psikologa o almenos eso se creia ella jeje weno el punto e sque mi mama se entero aunque yo le negue todo, nunca ha visto las cicatrices de mis brazos y pies...es un poco incomodo cuando la gente nota las cortadas, porque te ven raro como si estuvieras demente y se atreven a jusgarte y decir que estas loca, aveces abren la boca sin pensar, llevo meses haciendolo y llegó el momento en que quería parar pero...me costaba musho trabajo entraba en una angüstia y desesperación horrible....dicen que se puede convertir en una adicción como con las drogas, honestamete no lo se, pero si alguien nos ayudara a manejar y entender el dolor sin presionar y jusgarnos creo que no tendríamos que cortar tan seguido y no tendriamos tanta confusion o sentimientos encontrados..
  • que bueno saber que no soy la única, aunque bueno, en sierto modo retorcido... yo me siento bien haciéndolo, me siento especial y única (?) No sé...Yo no busco llamar la atención, solamente que cuando estoy muy mal, triste, melancólica, y muy muy desesperada tomo un vidrio y me corto el brazo. en esos estados es mucho más facil, no pienso en nada. En cambio en la noche me cuesta un poco más, pero sale. Hace unos pocos meses lo hago, y la verdad que me hace bien. Nunca supe que eso que hacía tuviera nombre, hasta que lo busqué por google como "cortarme" o "auto lastimarme" y descubrí que se lo llamaba self-injury.

 

  • lamentablemente yo tambien lo hago en mi casa nadie lo sabe y en mi colegio si se dan cuenta todos me desean ayudar pero yo no quiero causarles problemas ellos ya les basta con los qe tienen son mi profe y amiga son exelentes personas el problema es qe esto si es una adiccion una pesima adiccion yo jamas le contare mis problemas a nadie solo aqi los contare. mis motivos son mas bien soledad yo tengo 15 años y mi vida n vale nada yo creo qe soy un desperdicio de la naturaleza soy fea nadie me qiere mi papa trata pa la embarra a mi mama y a mi el me dice qe le da verguenza ser mi papa y qe yo soy fea y inutil y tiene razon nadie en el colegio y en casa sospechan nada de esto porqe soy una alumana ejemplar creo pase a tercero medio con un 6,1 aunqe igual es bajo tengo una hoja de vida limpia en el libro de clases y poreso creen qe soy feliz son todos unos estupidos n logro dejAR DE HACER ESTO PARA COLMO VIVO A PASOS DEL MALDITO QE ME TOCO CUANDO YO ERA UNA NIÑA CHICA CAPAZ QE YO ALLA TENIDO LA CULPA NO SE PERO ME DA ASCO CADA VEZ QE ME HABLA YO LE CONTESTO EN TODO PESADO LO ODIO A EL A MI PAPA Y A MI MAMA POR SER TAN DEBIL CON MI PAPA Y SOBRE TODO ME ODIO A MI LO QE MAS DESEO ES MORIR EN UNO DE ESOS CORTES .ADIOS Y N SE HAGAN MAS ESO PIENSEN QE USTEDES VALEN MUCHO PARA DAÑARSE DE ESA FORAM SE QE NO TENGO MORAL PERO PIDAN AYUDA NO ES BUENO TRATEN DE CANALISAR ESA PENA QE ESTA EN SUS CORAZONES DE OTRA MANERA DE VERDAD ACERQENSE A DIOS ESA A SIDO PARA MI UNA EXELENTE COMPAÑIA AMO A DIOS AMENLO Y SE SENTIRAN MUCHO MEJOR
  • yo tmb me cortaba
    me rasguñaba
    me arrancaba los pelos
    y me qemaba.

    hasta qe llegó el día en qe me desmayé
    y mi idea no es el suicidio
    asi qe decidí parar...

    ensima aun tengo las marcas
    y las veo y recuerdo ESE día...
    es horrible el self injury...

    ahora me dedico a gritar cuando me
    tengo qe descargar o pongo
    la musika biennnn fuerte...

    kajskajskajskjas

    besos chikas...y no sigan :(
  • holaa la verdad me gusto mucho tu pag, yo tb me autolesiono. Empece hace poco pero la verdad sirve mucho para controlar la tristeza, yo lo hago para no preocupar a los demas con mis problemas, y la verdad funciona!! Despues me siento muy bien y sin molestar a nadie!! Bueno cuidate mucho Besos!!

 

Veamos algunos artículos para mayor conocimiento

La epidemia secreta de la autolesión

Los(as) adolescentes siempre son tema de examen: acoso en la escuela, rendimiento en el informe PISA, botellón del fin de semana o la amenaza de las drogas. Les juzgan la prensa, los políticos, los profesores, los padres, e incluso los propios compañeros. Sin embargo, hay algo que transcurre a espaldas de todos y todas. Muchos jóvenes sienten dolor emocional y sólo han encontrado una forma de superarlo: la autolesión. En el Reino Unido, con la tasa más alta de autoagresiones de Europa, se están lanzando campañas de concienciación para padres y educadores. En otros países, como España, el problema sigue en la sombra.

Uno de cada 10 ó 15 adolescentes del Reino Unido se hace daño deliberadamente y a escondidas para superar la ansiedad, según el informe Truth Hurts, realizado por el gobierno británico a jóvenes de entre 11 y 25 años. Los que buscan ayuda se encuentran con el ridículo y el desprecio, de ahí que lo lleven en secreto. Por este motivo, se cree que las cifras están infravaloradas. Es decir, que en un aula de 40, puede que haya más de cuatro que se corten, se quemen, se arañen, se muerdan, ... para aliviar su ansiedad, y sin que nadie lo sepa.

«Tenemos la tasa más alta de autolesión de Europa, pero el desconocimiento sobre el asunto es tan abrumador, que las cifras aumentarán a menos que actuemos inmediatamente», dijo Catherine McLoughlin, directora del Truth Hurts. «Es una epidemia oculta de proporciones alarmantes de la que no sabemos prácticamente nada de por qué ocurre y cómo pararla». Según esta especista, se sabe tanto de autolesión ahora como de anorexia hace 20 años.

«Nos faltan datos, pero creemos que está mucho más extendido de lo que parece», dijo a KINDSEIN Janis Whitlock, directora del proyecto de investigación sobre comportamiento autoagresivo de la Cornell University, en Nueva York. «Hay personas estudiando este asunto en Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Australia, Alemania, Canadá y Estados Unidos, pero queda mucho por hacer porque el campo de investigación es relativamente reciente». Según Whitlock, no hay ni un departamento en particular en Estados Unidos donde se pueda ir a estudiarlo, sólo individuos aislados que trabajan en este área.

En España, no hay datos al respecto. Sin embargo, los teléfonos de atención al menor sí se encuentran con casos de niños que se autoagreden. «No nos llaman casi nunca por el motivo de la autolesión, pero después de estar un rato hablando con ellos, sí nos cuentan el problema», nos explicó Ana de Andrés, subdirectora del teléfono del menor ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo). «Se tiende a decir que lo hacen para llamar la atención, pero ¿sobre qué? No tiene por qué ser gratuito, algo tiene que estar pasando. Además, estas autolesiones se esconden con muñequeras, con ropa larga en verano,... El tomarlo como algo frívolo puede ser peligroso. Hay que preguntarse ¿por qué?».

La opinión de los adultos


El informe Truth Hurts desvela que el miedo a la reacción de los adultos y los médicos hace que la mayoría de jóvenes no se atreva a buscar ayuda. El motivo es que los adultos tienden a fijarse sólo en la autolesión y no en las causas que se esconden detrás de ese comportamiento.


.... «Tengo amigos que se autolesionan y creo que la clave para trabajar con estos jóvenes es aceptarles, cuidarles e interesarse por su problema... tener la oportunidad de hablar sobre lo que hacen sin que la otra persona esté incómoda o alarmada. Les ayuda mucho leer artículos sobre autolesión y aprender que no son los únicos en el mundo que lo hacen»....
Testimonio de Truth Hurts



Un estudio escocés que salió a la luz el pasado febrero reflejaba la opinión de los adultos sobre la autolesión en adolescentes :

— El 41% piensa que es una forma de llamar la atención.
— El 34% piensa que son manipuladores.
— El 56% reconoce que no sabría qué hacer para ayudar a un adolescente que se hace daño.
— El 15% cree que es un intento fallido de suicidio.

Dolor emocional

«Hay muchas ideas equivocadas en torno a la autolesión que llevan al misterio y la incomprensión», dijo Linda Dunion, directora de la campaña escocesa de concienciación See Me. «La autolesión es una señal de dolor emocional y muchos de los que lo hacen lo describen como una forma de estar vivos, aunque demasiado a menudo se confunde con un intento de suicidio».

Según los expertos en el tema, la autolesión es un mecanismo de supervivencia que tienen algunos adolescentes para sobrellevar el trauma psicológico o el dolor emocional. A menudo está relacionado con la incapacidad para expresar sentimientos por temor a entrar en conflicto. Las víctimas suelen pensar que su rabia sería incontrolable y muy destructiva, y expresan su frustración a través de su propio cuerpo.


.... «Me hacía arañazos en los brazos con las llaves. Y sentía el dolor que había estado dentro pero no había sabido cómo comunicar. El dolor físico reemplazaba al dolor emocional. Me aliviaba. Debería haber gritado, simplemente, pero sentía que no merecía ser escuchada».... Carolyn Smith, autora de Cutting it Out

«Son las llamadas más difíciles de entender», dice Ana de Andrés. «Aquellos que nos dicen que no saben por qué lo hacen pero cuando empiezan a cortarse, se les pasa la ansiedad». Según esta psicóloga, la autolesión es algunas veces una forma de rebeldía contra los padres. «Pero es una señal clara de que hay un problema psicológico grave: ansiedad, estrés, angustia,...».


.... «La primera vez que me corté tenía 15 años. Mi vida estaba destrozada por el acoso que sufría en la escuela. La mayoría de las burlas estaban relacionadas con el acné. Durante los cuatro años que pasé en el colegio me llamaban "cara de pizza". No tenía amigos, estaba increíblemente sola, me volvía introvertida, y sólo encontraba consuelo en la soledad de mi propia compañía. (...)Una tarde soleada, poco después de mi 15º cumpleaños, me tumbé en la cama sintiendo una desesperada necesidad de hacer algo, cualquier cosa, para parar el dolor que sentía como un dolor físico en el abdomen. Todavía me pregunto qué me impulsó a hacerlo, pero me encontré con una cuchilla en la mano. Pasé el filo ligeramente por mi muñeca. Sentí como un pequeño escozor y, lentamente, empezaron a aparecer pequeñas burbujas de sangre. Sentí euforia, terror, fascinación y asco. Tuve una subida de adrenalina seguida de una profunda sensación de calma. El caos cesó en mi cabeza. Todo era simple, nada era complicado. Los sentimientos de rabia, odio y confusión habían remitido. Sentí que me habían tranquilizado, adormecido. ».... Escrito por Clare Gerrard, para The Guardian. 28 noviembre 2003.

El Truth Hurts —realizado por la Camelot Foundation y la Mental Health Foundation— revela que la edad media a la que empieza esta conducta es los 12 años. Pero incluso hay niños de cinco y siete años que lo hacen. Y cada año, más de 24.000 jóvenes ingresan en el hospital a causa de una autoagresión. Pero los propios autores del estudio reconocen que estas cifras no son de fiar porque la mayoría de los jóvenes se tratan en casa y no llegan a ir al hospital.

Los especialistas españoles consultados por KINDSEIN nos remitieron a los libros de psiquiatría para que buscásemos el capítulo de la autolesión en determinadas patologías mentales. Fue el caso del doctor César Soutullo, psiquiatra infantil de la Clínica Universitaria de Navarra. La doctora Pilar Gamazo, psiquiatra infantil del mismo centro, dijo: «Vemos muchos adolescentes en la consulta que se autolesionan, es muy común, y puede deberse a muchas patologías, depresión, ansiedad, personalidad límite, retraso mental,... puede haber mil cosas detrás, pero es recomendable que, cuando se detecte, se acuda a un especialista porque, aunque podría ser una tontería, puede ser un primer paso hacia un intento de suicidio».

Según la campaña See Me, sin embargo, lo más recomendable no es arrastrarles inmediatamente al médico sino tomarse antes un tiempo para escucharles, sin juzgarles. En See Me, se recomienda encarecidamente tanto a los jóvenes como a los adultos que escuchen y que dejen de pensar que hablar de los problemas puede empeorar la autolesión.


....«Un amigo se lo contó al director, que dijo que era necesario contárselo a mi madre. Me sentí como si yo no tuviese ninguna voz en lo que estaba pasando y perdí el control. Así que las autolesiones empeoraron. Mi madre estaba alarmada y me obligó a ir al médico al día siguiente. El médico me miró de forma distinta cuando le expliqué para qué estaba allí. Era como si estuviese molestándole o haciéndole perder el tiempo. Miró mi brazo y me dijo que era sólo superficial y que indagaría para ver qué podía hacer conmigo. ».... Testimono de Truth Hurts

Hay muchos motivos que llevan a los adolescentes a cortarse o hacerse daño. En el informe británico se citan: el acoso escolar, no llevarse bien con los padres, el estrés y la preocupación por las notas y los exámenes. También se mencionan: las familias rotas, el dolor por la muerte de un ser querido, o los problemas relacionados con la raza, la cultura, la religión y la baja autoestima.

El control de la propia vida

Según Truth Hurts, una de las cosas que la autolesión ofrece a los jóvenes es el sentimiento de control de algo en sus propias vidas. Temen perderlo si revelan su secreto. De los jóvenes encuestados, aquellos que se atrevieron a hablar con adultos para contarles su problema dijeron que sólo les sirvió para que les arrebatara el control sobre su propia vida y la toma de decisiones. Por ejemplo, no se les preguntó qué servicios o qué tipo de ayuda les parecía más adecuada. Y esa pérdida de control, según reza en el informe, empeoraba la autolesión.


.... «Iba a una escuela en la que mi autolesión se trató muy mal. Hubo una especie de chismorreo entre los profesores y, al final, el director del colegio me dijo que la abandonara. Dijo que yo era una persona encantadora pero que no podía consentir eso en su escuela».... Testimonio del Truth Hurts

La mayoría de los adolescentes que participaron en la encuesta cree que no tiene a nadie con quien hablar de este delicado asunto. Muchos tampoco saben cómo buscar ayuda profesional. Y otros no quieren revelarlo porque creen que podría afectarles en su futuro: «Algunos testimonios de los jóvenes muestran que les preocupa no poder trabajar en profesiones como enseñanza, enfermería o cuidado de niños, porque la gente opina que la gente que se autolesiona es "peligrosa" y no debería permitirse que trabajara con niños», dice el Truth Hurts.


.... «Se lo conté a mi tutor y me dijo que "la próxima vez lo hiciese mejor". Creo que estaba tratando de ser gracioso, pero aquello hizo que dejara de buscar ayuda en el colegio y deseé no habérselo contado al profesor. Él no volvió a mencionarlo».... Testimonio del Truth Hurts


Internet: el peligro del efecto de contagio


Los foros y los chats se han convertido en lugares muy frecuentados por estos jóvenes en busca de ayuda o comprensión.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell estudió unos 500 foros de Internet sobre autolesión. El estudio (documento PDF), dirigido por la doctora Janis Whitlock, ha revelado que estos foros ofrecen un lugar seguro para estos adolescentes que se sienten solos y quieren compartir su secreto. La mayoría de los mensajes son de ánimo y suponen un apoyo importante para los jóvenes que se sienten marginados y avergonzados por lo que hacen. Pero también se encuentran mensajes que refuerzan los comportamientos de autolesión y podrían, advierten estos expertos, crear un "efecto de contagio".

«Los foros proporcionan un entorno positivo, ya que un desarrollo emocional y social sano depende de la habilidad de los adolescentes para establecer relaciones de cariño significativas, de sentirse aceptados e integrados en grupos sociales y de establecer intimidad interpersonal», dice Whitlock. «Internet hace posible lo que hasta ahora era imposible. Los jóvenes que hasta ahora nunca se habrían encontrado se están uniendo».

Pero estos foros rara vez están regulados o moderados, y, según los autores, pueden exponer a los jóvenes más vulnerables a una subcultura que normaliza y estimula el comportamiento autolesionante que podría ser adictivo e incluso letal. «Un pequeño porcentaje de los posts reforzaban la parte negativa de este comportamiento, y enseñaba a los niños cómo hacerlo, cómo cortarse mejor o más profundamente o cómo conseguir toda la parafernalia», dijo John Eckenrode, catedrático de desarrollo humano en la Cornell y uno de los autores del trabajo. El estudio se publica en un número especial de este mes de Development Psychology.

En la encuesta del Truth Hurts, los participantes se mostraron preocupados porque algunos foros o sitios web contenían información inútil o engañosa, y se hace hincapié en la necesidad de divulgar los sitios serios y acreditados que proporcionan apoyo e información muy útil para los jóvenes.


....«Tengo 17 años y hace alrededor de un año que empecé a auto-lesionarme. No sé bien como empezó, sólo recuerdo que cuando tenía como 10 años mientras mis padres discutían rompí un vaso y lo pase por mi muñeca. Nunca supe en ese momento porque lo había hecho».... Testimonio hallado en el web de autolesion.com.

.
.... «...intenté hablar con mis padres, les dije que me sentía muy triste y justo cuando comenzaba a abrirme con ellos mi padre me dijo: "Luego se te pasará" (...) Y mi madre me dijo: "Espérate, que estoy viendo la televisión". Me sentí mas estúpido que nunca. Fui directo a mi habitación. Me encerré, tomé de nuevo el compás, y esta vez las heridas fueron mucho mas profundas que antes, pero aliviaron un poco mi dolor. Entonces simplemente me recosté, y me salieron las lágrimas. Jamás me había sentido tan patético en mi vida».... Testimonio enviado a un foro de Ya.com en el que reza: Si te cortas, te quemas, te golpeas... aquí podrás hablar de ello con normalidad.

Los góticos

Hay ciertas tribus urbanas que parecen tolerar o favorecer los comportamientos de autolesión. Un ejemplo son los góticos, una subcultura que arrancó en los años 80 a raíz del movimento post-punk y que resurgió a mediados de los años 90. Sus seguidores visten de negro, se blanquean el rostro y lucen iconos como calaveras o cruces.

Unos científicos de la Universidad de Glasgow entrevistaron recientemente a 1258 adolescentes a los 11, 13, 14 y 19 años. De los que se consideraban góticos, el 54% se había autolesionado y el 47% había tratado de suicidarse. Sin embargo, la mayoría de los que se autolesionaron, lo hicieron a los 12 o 13 años y no se hicieron góticos hasta un par de años después. El estudio se publicó el mes pasado en el British Medical Journal.

Técnicas de distracción

La mayoría de los jóvenes consultados para el informe Truth Hurts dijo que tenía alguna técnica para distraerse que le hacía olvidar las ganas de autolesionarse. Las más populares eran:

— Usar un bolígrafo rojo para marcar en lugar de cortar
— Golpear una bolsa de boxeo para liberar la rabia y la frustración
— Ejercicio físico
— Hacer mucho ruido, tanto con intrumentos musicales como golpeando cacerolas
— Escribir los sentimientos negativos en un papel y después hacerlo pedazos
— Escribir un diario
— Hablar con un amigo (no necesariamente sobre autolesión)
— Crear un collage o algún trabajo artístico
— Buscar información en Internet
— Sostener cubitos de hielo en la mano hasta que se derritan


.... «Todavía no alcanzo a comprender por qué empecé a cortarme las muñecas. Tenía 12 años cuando empecé, y estaba muy deprimida, enfadada y sola. Un día, me dí un fuerte golpe accidentalmente en la mano contra la cama y experimenté una repentina sensación de alivio. Después, por algún motivo, decidí cortarme para ver si podía lograr que las buenas sensaciones duraran más.

La primera vez que me corté, a penas hice una marca pero me sentí mejor, así que lo hice de nuevo un par de días más tarde, pero, esa vez, corté más profundamente. Empecé a cortarme una vez a la semana, como media. Me sentía culpable sobre lo que estaba haciendo pero se convirtió en la única forma en la que podía continuar. Realmente quería ayuda; Quería parar pero no sabía a quién podía pedírsela.

Oculté lo que estaba haciendo durante meses, pero un día mi madre vió mis cicatrices. No me sentí aliviada de que lo hubiese descubierto: yo no me cortaba para llamar la atención y la idea de tener que parar me aterrorizaba. Ahora, estoy contenta de que ella lo descubriera porque si no habría continuado. Podría haberme cortado mása profundamente por accidente y haber acabado en el hospital.

Ahora sigo una terapia, y no he vuelto a cortarme desde hace nueve meses. Pero, recientemente, cuando estaba triste, le dí un puñetazo tan fuerte a la pared que mis nudillos sangraron. Dejar la autolesión es mucho más difícil de lo que es empezar. Yo quiero dejarlo pero me cuesta mucho cada día».... Lisa, 13 años. Publicado en The Guardian el 26 de marzo de 2006.

La autolesión en adolescentes es un reto y un serio problema de salud pública que todos los que trabajan en contacto con gente joven deben empezar a tener en cuenta. «Ya es hora de dejar de juzgar y empezar a comprender que la autolesión es una respuesta a problemas subyacentes», dijo Linda Dunion. «El secretismo y la vergüenza deben ser reemplazados por comprensión y apoyo para encontrar formas de averiguar las causas del dolor emocional. Estigmatizar a la gente, especialmente a la gente joven, cuando más ayuda necesita, sólo sirve para empeorar las cosas».

En Gran Bretaña, la Mental Health Foundation va a crear un centro de formación para concienciar a los que trabajan con adolescentes. Y la Camelot Foundation pondrá en marcha un web de referencia sobre autolesión. Es un primer paso.

El informe Truth Hurt se puede descargar gratuitamente en www.selfharmuk.org/

texto tomado de revista Kindsein # 10

 


Mal de cutting incrementa entre la población juvenil

 

 

 

Angel R. Cabada , Ver. 3 Jun 2010
Janet Aguirre
Noticias Perfil

 

El síndrome de Cutting incrementa en la población juvenil, 6 de cada 10 jóvenes lo padecen, informó la Psicóloga Ingrid Ojeda Palafox.

Cutting, risuka o self injury, se refiere al acto de cortarse las muñecas con objetos afilados, generando heridas superficiales sin buscar el suicido de primer momento, este acto se refiere a generarse el daño necesario cortándose junto a las venas no tan profundo pero si lo suficiente para dejarse marcas.

Esta práctica es realizada cada vez más por jóvenes de entre 10 y 16 años que padecen algún trastorno emocional y que buscan en el cutting algún tipo de alivio, sin embargo el cerebro asimila que dentro del daño se consigue la calma.

“Los chicos sienten y creen realmente que a veces ellos son los culpables de los problemas que tienen sus padres o la familia, hasta de los problemas que son de ellos sienten que son causantes, entonces buscan como auto castigarse”, comentó la Psicóloga.

La mayoría de los chicos que padecen de este síndrome, son jóvenes que no fueron enseñados a expresar sus emociones o bien que fueron reprimidos, no buscan de primera intención suicidarse, pero el hábito de lacerarse podría terminar en una muerte, aseguró Ingrid Ojeda.

Cabe señalar que los chicos con síndrome de Cutting no buscan ser el centro de atención, no tratan de llamar la atención, pues regularmente se trata de preadolescentes y adolecentes tímidos y sumamente solitarios.

El Cutting es una forma no verbal de comunicación donde los sentimientos se transmiten visualmente a través del cuerpo. Los adolescentes que se auto mutilan tratan de mantener esto oculto, por lo que usan ropa que cubra su cuerpo o la parte lastimada, aunque no sea la apropiada para el clima.

“Estos jóvenes sufren de un abuso psicológico que son incapaces de afrontar, el auto mutilarse es una método de sobrevivencia, por eso estamos preocupados y pedimos a los padres de los niños que van a entrar en la adolescencia y a los adolecentes, que tengan cuidado con sus hijos, que les presten atención para detectar a tiempo este trastorno que puede desencadenar en una muerte”, advirtió la terapeuta.

Mientras tanto en Ángel R. Cabada se organizó a un grupo de jóvenes que padecen de este síndrome de cutting, y se les atiende una vez a la quincena para ayudarlos a expresar sus emociones y dejar poco a poco el habito de lastimarse.

texto tomado de noticias perfil.com

LOS SIGUIENTES VIDEOS ILUSTRAN MAS EL CONOCIMIENTO DE ESTE TEMA, LA ESCUELA FRENTE A ESTOS ADOLESCENTES PARTE  DE NO JUZGAR, NI ESTIGMATIZAR PARA PODER AYUDARLOS(AS) PEDAGOGICAMENTE.

 

 

 

LECTURAS PARA SABER MÁS SOBRE ESTE TEMA

AUTOMUTILACION:¿SINTOMA O SINDROME?

PAGINAS RELACIONADAS

  • SELF INJURY -

  • AUTOLESION Si en estos momentos se conoce de algún estudiante que este  afectado con el impulso de hacerse daño, se debe acudir a orientación quien brindara las indicaciones y , sugerimos para poder ayudar pedagógicamente desde la escuela, entrar a la sección de Auto-Ayuda, de la página autolesión
  • Qué es AL Una presentación  sobre Qué es la Auto-Lesión
  • Foro de Depresión y AL Foro para personas que sufren de depresión y que se autolesionan.

 


Cultura Política

Derechos Humanos

Perspectiva de Género    

Saber pedagógi

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1176
mod_vvisit_counterAyer10856
mod_vvisit_counterEsta Semana14206
mod_vvisit_counterÚltima semana14186
mod_vvisit_counterEste Mes53039
mod_vvisit_counterÚltimo mes80650
mod_vvisit_counterTodo1797226
Visitors Counter
Movimiento Magisterial Dignidad Educativa